Warner exigió a Interior tapar el Piolín con las lonas

No fue el Ministerio del Interior, sino Warner Bros quien emplazó el Gobierno español a poner una lona que tapara Piolín, el gato Silvestre y el Demonio de Tasmania del barco Moby Dada atracado en el Puerto de Barcelona desde hace días para albergar a los agentes de la policía enviados a Catalunya para detener el referéndum. Así lo publica hoy La Vanguardia, que explica que la compañía puso a los de Mariano Rajoy en la tesitura que si no tapaban los dibujos, les obligarían a retirar la embarcación.

Según informan varios medios, la productora se quejó a la naviera dada la cantidad de burlas que estaban apareciendo en las redes sociales con Piolín y pidió que la imagen del personaje animado fuera retirada de la superficie del barco, en la que también figuran el Coyote y el Pato Lucas.

Sin que el conflicto llegara todavía a Interior, la empresa propietaria del barco rechazó la exigencia y se ciñó a su contrato firmado con el Gobierno español para dar cobijo a los policías hasta el 5 de octubre, un compromiso que no podía romper. Surgió entonces, en pleno tira y afloja, una propuesta salomónica: tapar a Piolín y sus compañeros con unas grandes lonas verdes empleadas habitualmente en la construcción. La medida se ejecutó, no sin dificultades, el pasado fin de semana.

Aunque la solución parecía que podía contentar a las dos partes, fue peor el remedio que la enfermedad. La idea originó una masiva respuesta en Internet pidiendo ‘libertad’ para Piolín y encima dificultó la habitabilidad de los agentes en el buque, ya que las lonas tapaban los ojos de buey y dejaban los camarotes casi a oscuras.

Finalmente, este lunes operarios volvieron a retirar las lonas y el martes las volvieron a colocar, quedando de momento Piolín y los otros personajes de nuevo cubiertos. Desde Interior, donde no esperaban este quebradero de cabeza en un momento de tanta tensión, alejan responsabilidades y dejan el asunto como un pulso entre la naviera y la productora audiovisual.